El PSC no apoya el presupuesto municipal porque no recoge las prioridades sociales que necesita Montcada

El apoyo de Ciutadans al presupuesto, a través de su abstención, convierte a la formación política en una muleta del gobierno municipal y lo inhabilita como alternativa política a nivel local.

El PSC de Montcada i Reixac no ha apoyado los presupuestos municipales de 2018 porque el gobierno no se ha comprometido de manera firme e inequívoca con temas primordiales para la formación socialista. A pesar de las diferentes propuestas intercambiadas para estudiar un voto del PSC que permitiera la aprobación de los presupuestos, el gobierno municipal no ha querido reflejar en los presupuestos las medidas sociales que la agrupación municipal socialista considera imprescindibles.
Entre ellas, el gobierno municipal no se ha comprometido explícitamente a destinar una partida de urgencia para la escuela El Turó y tampoco a tener terminadas las intervenciones en las escuelas de Montcada antes del inicio del curso 2018-2019. La mejora de los centros educativos de la ciudad es un punto innegociable para la agrupación municipal socialista.

El PSC tampoco ha apoyado la refinanciación de la deuda del consistorio porque el gobierno municipal no ha facilitado la documentación necesaria (los informes del interventor y secretaría) para poder valorar y comparar de forma fiable. En la misma línea, el informe del área social tampoco cumple las características que se esperan de un documento oficial.

Por otra parte, la propuesta del PSC de crear una comisión para elaborar los presupuestos de 2019 nace de la voluntad de conseguir presentar un presupuesto en tiempo y forma, lo que el actual gobierno municipal no ha hecho en el ejercicio del presente mandato. En este punto, queremos destacar que desde el PSC nunca hemos puesto en duda la profesionalidad de los técnicos del Ayuntamiento, tal y como ha querido hacer ver el gobierno municipal tergiversando nuestro mensaje.

Ciutadans ya no es una alternativa

Finalmente, el gobierno municipal ha podido aprobar los presupuestos de Montcada i Reixac gracias a la abstención de Ciutadans en el pleno extraordinario y con el voto de calidad de la alcaldesa (9 votos a favor – 9 votos en contra – 3 abstenciones y voto de calidad).

El apoyo de Ciutadans al gobierno municipal convierte a la formación política en una muleta de la alcaldesa y, por tanto, queda inhabilitado como alternativa de gobierno a nivel local.

Y no sólo eso, sino que la única condición que había exigido Ciutadans para sentarse a negociar los presupuestos era que el gobierno municipal retirara todos los lazos amarillos que reivindican la libertad de los presos. Una acción que, para más sorpresa, el gobierno municipal no ha realizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *